«Vero»

«Vero»
Has sido un gran ejemplo de lucha y fortaleza para todos los que pudimos convivir contigo.
El Instituto Especializado en Logoterapia, S.C., maestras y compañeras, siempre te tendremos presente.
Verónica Castro de Robina
Alumna del Diplomado en Logoterapia. Generación 2008. IEL.
 «Lo que importa es dar testimonio de la mejor y  exclusiva potencialidad humana: la de transformar una tragedia, en un triunfo personal».      Viktor Frankl
Publicado en Inicio | Deja un comentario

Testimonio ante su muerte inminente dejado por: Ángeles Acevedo Rivas (Chiquis)

Información que aporta al Instituto su compañera Paula Escalera Peyrot

Cuando yo me vaya, déjenme ir.

Yo les di todo mi amor y ustedes pensarán en el amor que me profesaron.

                                    Le doy gracias a cada uno de ustedes por el amor                                       y los alegres momentos que pasamos juntos.

                                  ¿Y por qué no? También por su apoyo incondicional                                       en los momentos difíciles, pero ahora tengo que viajar sola.

                                            Si tienen que llorar, lloren un momento.                                                                                         Dejen que la fe en Dios conforte su pena…                                                                                           Sólo nos separaremos por un tiempo.                                                  Mantengan los recuerdos en sus corazones.

                                     La vida sigue adelante, no estaré lejos de ustedes,                                                                       si me necesitan sólo piensen en mí y ahí estaré.                                                 Mi mayor felicidad será ver que se conservan unidos hasta ahora.

                                Aunque no me vean ni me puedan tocar, estaré ahí cerca,                            sentirán el calor de mi amor en el alma.

                                           Cuando ustedes tengan que viajar por este                                                                                camino para llegar al destino que Dios nos señaló,                                                                           “yo” los recibiré con una sonrisa y les diré:                                                ¡Sean bienvenidos!” y ya nunca nos separaremos.

Ángeles Acevedo Rivas (Chiquis)

foto-ángeles-acevedo-rivas_chiquis_recortada

Publicado en Inicio | Deja un comentario

Deseamos muchas felicidades a la Dra. Elisabeth Lukas por su 70 aniversario.

Hoy por la mañana tuvimos finalmente la posibilidad de felicitar por teléfono a la Dra. Elisabeth Lukas, después de que por tener su correo electrónico incorrecto, este medio no me fuera el más oportuno. De todas formas en el intento que hice de hablarle el mismo día que ella festejara su 70. aniversario, me participó que recibió muchas llamadas telefónicas y salió también a pasear con su esposo y se pasaron un tiempo cantando él y ella tocando el piano, es decir, se encuentran hoy gozando plenamente de su vida y realizando sus valores de experiencia y aprovechando la salud de la que ambos  en el presente le pueden agradecer a la vida. Entre las muchas llamadas que recibió y que le alegró mucho, me contó sobre la de una paciente, quien le agradecía por la gran ayuda que le brindara hacía 30 años.

Aprovechamos para comentarle los resultados que estamos teniendo en el Instituto Especializado en Logoterapia , por los cuales ella siempre se interesa. Entre lo que le pude participar estuvieron los cambios notables que se están observando ya en las alumnas del primer semestre del Diplomado, desde la aplicación del Logotest que ella elaboró como su tesis doctoral para medir la variable de realización de sentido de vida. En la generación de participantes que se tienen actualmente, ya hay varias alumnas que están realizando cambios notables en su forma de percibir la vida, que les permiten ir saliendo de la situación de frustración y/o vacío existencial que presentaban al entrar al curso, justamente por estar en búsqueda de mejorar sus condiciones de vida y hoy se dan cuenta que lo están descubriendo a través de los conocimientos y dinámicas que reciben en nuestro Instituto.

Publicado en Eventos, Inicio, Noticias | Deja un comentario

UN REGALO EN VIENA

Un regalo en Viena

Por: Prfa. María Concepción Morán Portales

Desde que confirmé mi viaje a Viena, Austria, le pregunté a Jacqueline Becker si quería mandar algo para el Centro Viktor Frankl en Viena (Viktor Frankl Zentrum). Me contestó que tenía interés en mandar una carta para la Sra. Eleonore Frankl (esposa del Dr. Viktor Frankl), por lo que solicité una cita con ella, pero me contestaron que estarían de vacaciones. Aún así llevé la carta con la intención de enviarla por correo desde el hotel, o bien, para depositarla en el buzón de la casa de la Sra. Eleonore Frankl y tomarme una fotografía frente a la fachada.

El lunes 25 de julio de 2011 estando en Praga en una función del Teatro Negro con mi es­po­so, mi hijo y una de mis hijas;  mi hijo me avisó que recibió desde México un mensaje de parte de mi otra hija, donde le informaban que nos recibirían en Viena el lunes 1º. o el martes 2 de agosto a las 16 hrs. Estaban esperando confirmación y sin pensarlo le dije que iríamos el lunes. No lo podía creer, qué regalo  ¡la Sra. Frankl me recibiría!

Llegado el día, mi esposo voló de regreso a México por cuestiones de trabajo.  Mis hijos y yo nos quedaríamos tres días más en Viena. Por la mañana fuimos al Belvedere y disfrutamos la  exposición de Gustav Klimt. Después nos dirigimos en metro al Centro Viktor Frankl. Llegamos 30 minutos antes de la cita. Caminamos un poco para conocer la zona. Miramos detenidamente las banderas de Austria en la fachada y una placa de bronce con el nombre del Dr. Viktor Frankl. Antes de tocar el timbre salió una dama alta de ojos azules que nos comentó que la señora Frankl  nos estaba esperando y se retiró. Nos abrieron después de tocar el timbre. Salió la señora Eleonore Frankl, la abracé y le agradecí por recibirnos. Le entregué la carta que Jacqueline Becker mandaba. Le mostré una fotografía tomada en México en un congreso de Logoterapia en la que aparece su nieto Alexander Frankl, Jacqueline Becker y las maestras del Instituto Especializado en Logoterapia. Le comenté a la Sra. Frankl que a Jacqueline le gustaría que le escribiera y me respondió que ella prefería llamarle por teléfono para hablar personalmente. También le enseñé una foto de mi familia. Después de verla se dirigió a mis hijos y les comentó que tener una familia es una gran fortaleza.

Mis hijos hablan inglés y pudieron conversar mucho con ella, también les dijo que le parecía muy bien que tuvieran una buena relación como hermanos. Nos contó que ella había tenido un solo hermano y nos mostró su fotografía, era un joven que logró sobrevivir a la guerra y terminada ésta, vivía con unos amigos en un departamento, cuando un día irrumpieron soldados rusos y pensando que eran alemanes, les dispararon y los mataron.  Nos comentó que le encantaría volverlo a ver.

Le comenté que habíamos visitado el campo de concentración de Auschwitz, que nos sentíamos conmovidos y tristes por lo que allí había acontecido y que personalmente me hizo admirar en mayor medida al Dr. Viktor Frankl, dado que después de vivir ahí escribió sobre el sentido de la vida y siempre estuvo dispuesto a ayudar.

Nos comentó que conoció  al Dr. Viktor Frankl después de la guerra, en un hospital donde ella trabajaba de auxiliar de enfermería. Sólo durante dos semanas le habló del campo de concentración; después le pidió que no se hablara más sobre ese tema en su casa. Él siempre ayudaba a quien se lo pidiera, aún si eran alemanes. Nos dijo que nunca lo escuchó hablar con odio o rencor hacia ellos. También nos mencionó que ese departamento en un inicio lo compartieron con  17 personas que no tenían casa, hasta que cada quien encontró donde vivir.

Nos enseñó el escritorio del Dr. Frankl con sus cosas personales junto a su cama. Cuando él escribía no dormía y entonces ella prefería utilizar otra recámara. El Dr. Frankl siempre fue un hombre sencillo, sin apegos. Nos mostró los únicos dos objetos por los que sentía un especial cariño. El primero,  una pequeña escultura como de bronce de un hombre doliente, porque decía que el hombre siempre estaba expuesto al sufrimiento. El segundo, un cuadro pintado de manera muy sencilla con algunos lápices de colores por su primo, quien también estuvo en el campo de concentración y en el que se ve al fondo la cámara de gas. La última vez que el primo vio a  su madre estaba formada para entrar ahí y pudo verla desde atrás de la cerca electrificada. Ella le mandó su última bendición. Al frente se ven varios ataúdes. En uno de ellos vio a su padre. Es un cuadro muy triste.

La señora Frankl también nos mostró su recámara. Sobre su cama hay un oso de peluche. Nos dijo que cuando fue niña era muy pobre y siempre tuvo deseos de tener un osito, pero no se lo pudieron comprar. En una ocasión le platicó esto a su nieto Alexander y a la siguiente visita él le regaló ese osito de peluche.

Nos llevó al Centro Viktor Frankl donde hay libreros de pared a pared que guardan los libros de Logoterapia traducidos a varios idiomas, también muchos reconocimientos, fotografías con grandes personalidades del mundo y muchos regalos.

Después nos invitó a la sala. Sobre la mesita de centro estaba listo jugo de manzana y un pequeño plato con chocolates. Me señaló la silla del Dr. Frankl y me dijo que yo podía sentarme ahí. Yo no lo podía creer. Continuamos platicando y nos comentó que cuando visitaron América les llamaba la atención lo efusivos que somos para saludar y despedirnos,  así como la costumbre de abrazarnos, pues allá son más  bien distantes.

Cuando vi el reloj habían pasado ¡dos horas! Era momento de despedirnos, le pedí un regalo más, una fotografía con ella, y estuvo de acuerdo.  Tomamos dos fotografías, una con una planta con grandes hojas verdes, que cuando se las dieron como regalo de bodas era muy pequeña y que con los años se hizo grande.  La otra, delante del óleo  con el rostro del Dr Frankl. Nos comentó que en varias ocasiones le han querido comprar el cuadro, pero que  no lo ha vendido porque su lugar es ahí.

Antes de salir, escribí una nota en su libro de visitas. La abracé nuevamente y le di las gracias. Mis hijos le dieron cortésmente la mano y ella les dijo que se despidieran, y entonces cada uno le dio un abrazo.

La nota decía: “Gracias a la Logoterapia, en México muchas personas han encontrado sentido a su vida. Gracias Ely por recibirnos, siempre estarás en nuestro corazón. ¡Que Dios te bendiga con toda tu familia!

María Concepción Morán Portales

Maestra del Instituto Especializado en Logoterapia S.C. 

Publicado en Experiencias, Inicio | Deja un comentario

Experiencia de Vida (ejemplo vivo del uso de la Logoterapia)

Que maravillosa experiencia de vida la que experimenta Sonia Miranda, a quien en muchas ocasiones la vida le ha demandado y preguntado  ‘¿y ahora qué más sigue?’, ‘¿cómo vas a responder después de este golpe del destino?’, donde por las quemaduras quedaste desfigurada y sin brazos y manos y teniendo ahora que utilizar prótesis. Sin embargo, Sonia Miranda, a diferencia de otras personas, le está respondiendo con una actitud positiva y ejemplar a la vida y, diciéndole a pesar de todo lo que le sucedió: ‘SÍ a la vida y Sí a vivir y seguir realizando los valores de creación y de experiencia que estén dentro de mis posibilidades’. Ella se preguntó: ‘¿cómo voy a rehacer mi vida?’, fueron preguntas que se planteó entre otras, que como cualquiera que no ha conocido la Logoterapia lo haría, al estar frente a condiciones similares.

Cartel ganador por Yovana Barón

Cartel ganador por Yovana Barón

Al observarla trabajando, ella le sonríe a cada persona que pasa por la calle,  fue impresionante ver cómo la gente pasa y le toma fotos, posa en ca­da foto como una artista, como si fuera una luminaria de Hollywood, le hacen preguntas y ella responde con una sonrisa mientras trabaja, tejiendo bufandas o gorros que vende y es así como se gana la vida, teje y teje superando la ADVERSIDAD, teje sus hilos con actitud positiva para salir adelante día a día y dice:  ‘¿cuáles son mis posibilidades?, si bien tengo la opción de irme por un abismo (y pude elegir esto al sufrir este fuerte golpe del destino) lo pensé y lo pensé, y finalmente decidí mi destino con estas GANAS DE VIVIR y salir adelante, tejiendo sonrisas y esperanza para otras personas; eso es lo que hago y doy a los que me rodean día a día.

Para mí, encontrarme con SONIA MIRANDA ha sido un gran testimonio de cómo realmente hemos venido a plasmar, a través de nuestra vida, una experiencia de AMOR y de servicio a los demás. Lo que recibimos y damos en nuestras relaciones y finalmente cómo sepamos sobrellevar un sufrimiento irreversible con dignidad, convirtiéndolo a través de nuestra actitud en un ejemplo y luz que sirva a los demás.

INSISTO: ¿Tu como le responderías a la vida en esas mismas condicio­nes?, ¿No es fácil verdad? Para mí esta es Logoterapia en las calles, en donde gente como tú o como yo vivimos la Logoterapia sin saberlo; experiencias que deben ser compartidas en nuestra socie­dad por ser ejemplos de vida.

Gracias al Dr. Viktor Frankl, a la Dra. Elisabeth Lukas, a mi maestra Jacqueline Becker D., porque me sensibilizaron hacia la vida y gracias también porque pude concursar en un Congreso de Tanatología en el IPN y tuve la maravillosa suerte de ganar el 3er lugar en el concurso que se realizó en dicho congreso, con la foto de Sonia.  Gracias también a ti Sonia.

Yovana Barón (Logoterapeuta del Instituto Especializado en Logoterapia S.C.)

Publicado en Experiencias, Noticias | Deja un comentario

Calaverita

Por: Norma, estudiante, generación 2011 del Instituto Especializado en Logoterapia S.C.

La Catrina, entre enojada y ofendida,

chateaba con Viktor Frankl y le deseaba buena suerte,

pues él, habla del sentido de la vida,

y ella defiende el sentido de la muerte.

Rosa Martha y Héctor vienen a clases desde el norte,

hoy más tarde, llegará la muerte con toda su corte,

en cambio, pobre Gina que viene desde Oaxaca,

llega con sus escoltas y con todo y la Calaca.

Emma, Blanca y Tere, atentas a la clase,

pues están en la dinámica con Conchita Arce,

Norma y Margarita dando vueltas en el Altillo,

y Alma comprando cosas en el pasillo.

Explicaba los «Tres Pilares», Conchita Morán,

y Myriam platicaba en la dependencia del que «dirán»,

Paula como siempre, cobrando en los salones,

mientras la flaca la persigue por todos los rincones.

Jacqueline Becker nos dice:

«No dejes de venir a la Logoterapia,

pues esto es lo que hice,

y para tu vida es la mejor Terapia.

Publicado en Inicio | Deja un comentario

Yovana Barón

Felicitaciones a Yovana Barón

Felicitamos cordialmente a Yovana Barón por haber ganado el concurso de fotografía en el 3er. Congreso de Tanatología en el IPN, enhorabuena Yovana,  te deseamos muchísimos logros más.

Fotografía ganadora de Yovana Barón

Fotografía ganadora de Yovana Barón

Publicado en Noticias | Deja un comentario

Ivette León egresada del Diplomado 2010-2011 nos relata su experiencia

Comienzo este testimonio contándoles que siempre me ha gustado ser objetiva y realista; y que he tenido una historia de vida enriquecida por el voluntariado. Sin embargo, cuando dejo atrás mi quehacer como Coordinadora Médica Nacional, después de casi 15 años de entrega solidaria como voluntaria en varios Comités, y obligada moralmente a renunciar por los malos manejos administrativos en mi queridísima Cruz Roja Mexicana, pierdo mi sentido de vida de una forma repentina y no deseada.

Es en esta etapa de mi vida, en la que mi voluntad de sentido me hace buscar nuevas respuestas adecuadas al momento que estoy pasando, y mi terapeuta comenta que ella considera que tengo un buen perfil para ser psicoterapeuta y que busque opciones dentro de ello. ¡Valía la pena intentarlo!

Tratando de reestructurarme, busco una nueva forma de ayudar a los demás de una manera efectiva y contundente, y es cuando las coincidencias de la vida me acercan a la terapia Gestalt y a la Logoterapia; y dentro de esta última, a varias opciones académicas.

Tuve entrevista con 3 instituciones dedicadas al estudio de la corriente del Dr. Viktor Frankl, pero cuando conocí de cerca al Instituto Especializado en Logoterapia (IEL) y a su directora, la Profesora Jacqueline Becker, teniendo la gran oportunidad de escuchar sus experiencias directas y su convivencia con el Dr. Frankl; no me quedó duda alguna que el IEL era el mejor lugar  para estudiar Logoterapia.

Ya ha transcurrido un año, he terminado el diplomado y con ello se ha reforzado mi certeza de que mi nuevo sentido de vida, (en estos momentos de crisis de valores y de falta de sentido de la sociedad en general), se encuentra en ser logoterapeuta, y con ello tratar de ayudar a mis semejantes a que ellos redescubran su sentido de vida.

Hoy por hoy, estoy convencida, ya cursando la especialidad, que estoy en el camino correcto y en el mejor de los institutos para lograr mi cometido. La calidez de sus profesoras, el nivel académico y la invaluable experiencia de la profesora Jacqueline Becker por su cercanía al Dr. Viktor Frankl y a la Dra. Elisabeth Lukas; hacen del IEL la mejor opción para los interesados como yo en descubrir las verdaderas raíces de la Logoterapia.

Ojalá y pronto tengamos muchos más compañeros con quienes compartir esta increíble experiencia de vida. Anímense e inscríbanse en el próximo diplomado. Será el mejor tiempo invertido en ustedes mismos y para sus familias; y una gran experiencia que les cambiará la vida en el mejor de los sentidos.

¡Hasta siempre!

Dra. Ivette León

Publicado en Experiencias | 1 Comentario

Makiko Murata de Gudiño (Generación 2007-2010) nos relata su experiencia

¿Qué me está demandando la vida en este momento?

Esta pregunta me la he hecho una y otra vez desde el 1°. de julio a la fecha.

¿Qué pasó el 1°. de julio de 2011?

Todo empezó hace unos meses cuando Enrique mi esposo me invitó a Viena los primeros días de julio. Entonces pensé: “Voy a visitar el Viktor Frankl Institute en Viena y el Panteón Judío, donde me gustaría visitar la tumba de Viktor Frankl, para colocar una piedra”. Colocar piedras sobre las tumbas es una costumbre judía, que significa, el decirle a la persona difunta: “Aquí estoy y nunca te olvidaré.

Unas semanas antes del viaje, mandé un correo electrónico al “Viktor Frankl Institute”, presentándome como logoterapeuta, egresada del Instituto Especializado en Logoterapia y alumna de Jacqueline Becker D. y que me encantaría que me permitieran conocer el Instituto. Recibí respuesta inmediata del señor Franz Vesely, yerno de Viktor Frankl, diciéndome que el Instituto no está abierto al público pero que me contactara con el “Viktor Frankl Zentrum” (escuela hermana del “Viktor Frankl Institute”). Le di las gracias.

La sorpresa fue cuando en la noche recibí otro correo electrónico del señor Vesely, diciéndome que le había enseñado mi correo a la señora Frankl y que ella nos recibiría en su casa el viernes 1°. de julio de 4:00 a 4:30 de la tarde.

¿CÓMO? De momento no entendí. Lo leí y lo volví a leer hasta que me percaté de la magnitud de la realidad… la “señora Frankl”, o sea la señora Eleonore Frankl, esposa y viuda de Viktor Frankl… ¡nos estaba invitando a su casa!

Le contesté inmediatamente aceptando a presentarnos ahí el viernes 1o. de julio.

En ese mismo momento, por supuesto le hablé a Jacqueline para darle las gracias, porque esta oportunidad única no hubiera sido posible sin su nombre en mi carta y lo que ello representa.

El viernes 1°. de julio a las 3:50, llegamos mi esposo y yo al lugar en taxi. Vi un edificio viejo en una zona popular y a las 4:00 en punto toqué el timbre. Se oyó un bip, abrimos la puerta y subimos la escalera. Levanté la mirada y vi una señora chaparrita y chiquitita, vestida de negro y con la cabeza blanca sonriendo en la puerta y nos dijo en un inglés perfecto, pero con acento alemán, “¿Pero por qué no usaron el elevador?” Enrique contestó: “Es que hemos comido tanto y tan rico pan vienés que tenemos que hacer ejercicio”. La señora Frankl soltó una carcajada que no cabía en su cuerpecito y nos recibió con un abrazo tan cálido y tan bonito que todavía lo puedo sentir en mi piel.

Entramos al recibidor de su departamento, me estremecí, me quedé atónita y emocionada, empecé a imaginarme a Viktor Frankl en su casa, con su esposa e hija comiendo, haciendo bromas como era él… me perdí unos segundos en mi imaginación. Regresé a la realidad al oír de nuevo la voz de la señora Frankl.

La primera pregunta que me hizo ella fue: “¿Eres psicóloga?”

Le dije: “No, señora, soy actuaria – matemática – y soy logoterapeuta”. La sorpresa fue enorme. Me dijo entonces: “¿Qué hace una matemática estudiando Logoterapia?” A lo que contesté: “La vida me puso la Logoterapia en mi camino y estoy feliz con eso”.

Nos enseñó el estudio de Viktor Frankl, el escritorio donde escribió sus libros, sus diplomas, todos sus libros en diferentes idiomas, sus fotos con el Papa y otras personalidades importantes del mundo. Un cuadro al óleo de su primera esposa Tilly y otro cuadro que pintó un compañero de Auschwitz, todos los regalos que han recibido y nos enseñó unos muñecos japoneses que tenían un lugar especial en su repisa.

Pero lo que más me impresionó fue la sencillez con la que vivieron y que vive ella actualmente, sola, en el mismo departamento al que llegaron en 1947, y que permanece con los mismos muebles, tal como ha estado siempre.

Después nos sentamos en su sala. Nos tenía listos unos chocolates marca Mozart, agua mineral y refrescos. Nos contó anécdotas de Viktor Frankl y suspirando profundo, dijo…

“Una vida muy especial, muy, muy especial”.

Y ella habló y habló. Yo llevaba conmigo desde México una hoja con unas preguntas preparadas pero no hizo falta sacarla. En ese momento confirmé la importancia de descubrir el sentido del momento en las entrevistas. Una entrevista nunca se puede planear…

La plática en su sala se puede resumir en lo siguiente:

A la señora Frankl le preocupa y le entristece que mucha gente esté comercializando el nombre de su esposo y la Logoterapia y que no se esté transmitiendo correctamente esta filosofía. Su esposo Viktor nunca vio a la Logoterapia como negocio, porque era su vida, su misión, su sentido.

Cuando enseñé las cartas y el regalo que Jacqueline, nuestra directora le mandó, le brillaron sus ojos, le dio muchísimo gusto que yo fuera su alumna y me pidió que le dijera que por favor, se comunicara con ella.

Era evidente, -se notó- que la señora Frankl recuerda a Jacqueline con mucho cariño. ¿Por qué? Después de habernos contado su preocupación con respecto a los “seguidores” de Viktor Frankl y viendo el gusto que le dio al leer el nombre de Jacqueline Becker en las cartas, considero que es válido pensar que para la señora Frankl, Jacqueline Becker es una persona fiel y de confianza.

…Salí de la casa de la señora Frankl, con la certeza y convicción de que estudié la Logoterapia en el lugar correcto. Y que gracias al cariño y el reconocimiento que la señora Frankl le tiene a Jacqueline tuve la oportunidad de visitarla. Y no solamente eso, sino también que lo que se nos enseña en el Instituto Especializado es la Logoterapia“pura”, con la misma misión y el mismo sentido de su creador.

¿Qué me está demandando la vida en este momento?

¿Qué me demanda la vida tras haberme permitido tener esta experiencia y vivencias tan particulares?

He llegado a la respuesta:

Tengo una tarea por realizar a partir de esta experiencia. Debo transmitir a los lectores de este artículo, a los alumnos, exalumnos y maestros del Instituto y que sé que son personas que aman la Logoterapia, el mensaje y preocupación de la señora Eleonore Frankl, y que quiero entender que es el mensaje del mismísimo Viktor Frankl.

Actualmente hay muchas escuelas e institutos que enseñan Logoterapia. Y seguramente muchos de ellos son buenos, algunos regulares y otros malos, tanto desde el punto de vista del contenido como del sentido con el que se transmite. Pero ahora sé con seguridad de que en el Instituto Especializado en Logoterapia se enseña la Logoterapia de Viktor Frankl y como Viktor Frankl. Es decir, con el material auténtico y directo y sobre todo con el mismo sentido de Viktor Frankl.

Así de importante es la bondad que ofrece y grande la tarea que realiza el Instituto, también lo es el compromiso, dedicación y esfuerzo por parte de los alumnos ya que, evidentemente y con todo lo dicho anteriormente, uno de los sentidos y fines del Instituto es cuidar la calidad de logoterapeutas y no la cantidad.

Y el Instituto, como todo en esta vida, enfrenta momentos de altas y bajas. Y esos momentos de bajas pueden transformarse en oportunidad de cambio, de crecimiento y de fortalecimiento, lo cual depende de nosotros, los que de alguna manera pertenecemos al Instituto y  sobre todo, los que tratamos de hacer vida, la Logoterapia.

Nosotros somos los que podemos y debemos cortar la inercia negativa por la que está pasando el Instituto desde hace un par de años, debido a errores que se han cometido y también a comentarios negativos de algunas personas con la única intención de hacer daño y lastimar al Instituto.

¿Cómo lo podemos hacer?

Primero que nada, vivir la virtud de la humildad y aceptar que hay muchos aspectos que se deben cambiar y mejorar; vivir la virtud de la prudencia al informarnos correctamente antes de hablar y actuar y; vivir la virtud de la benedicencia – hablar bien y positivamente -. Pero sobre todo, actuar para mejorar, aprender del pasado, corregir el rumbo y avanzar.

Vale la pena hacerlo…

Makiko Murata de Gudiño

(Generación 2007-2010)

Julio 2011

Publicado en Experiencias | Deja un comentario